top of page

¿Necesario o Indispensable?


Entre el ser y el poder, qué pasa cuando te volviste tan indispensable en tu trabajo que la necesidad de tenerte presente excede a tu vida personal.

Cuántas veces ha querido tomarse unos días de descanso del trabajo, pero el timbre del telefonito no se lo ha permitido. Si usted es de esas personas que se siente realizada por saberse indispensable en su trabajo, pero a la vez se siente ahogado porque nunca tiene tiempo para usted y los suyos debería de tomarse un tiempo para reflexionar y corregir algunas malas costumbres que como profesionales a veces tenemos.


En los últimos años, el estrés laboral ha ido invadiendo nuestras vidas como una suerte de resfrío que siempre llega en época de invierno pero, lo que muchos no somos capaces de reconocer, somos nosotros mismos los que le abrimos la puerta con nuestros hábitos laborales. Expender largas horas al trabajo, no delegar funciones y creer que solo si lo hacemos nosotros mismos quedará bien hacen que nuestra presencia en el trabajo se vuelva literalmente indispensable. Entonces, ¿cómo lograr ser simplemente necesarios mas no indispensables? Pues eso es algo que debemos de trabajar con mucho cuidado.


Una primera recomendación está en autorespetar los horarios de trabajo. Para algunos emprendedores esto suena a chino, pero no es así. Utilice alarmas, por ejemplo las de su smartphone o algún recordatorio de agendas en su pc o laptop para que no pierda la noción del tiempo y se enfrasque más de lo debido en lo que está haciendo. Recuerde que el domingo descansó el señor, o al menos eso dice la biblia, así que usted también debería de hacerlo por lo menos ese día íntegro.


Autoimpóngase horarios para estirar las piernas. Salga, camine, respire y conversé con la gente. No necesita que esta rutina sea una parte importante del tiempo, pero con unos quince minutos de relajo entre cada dos o tres horas de trabajo continuo le permitirán además de un relajamiento razonable conocer lo que está sucediendo en su empresa u oficina. Además, si ocupa un cargo jefatural, le ayudará a conocer la percepción de sus colaboradores sobre el clima laboral.


Delegue, confíe, los demás también pueden hacerlo; y si a pesar de ello considera que las cosas no salieron tan bien como esperaba, convérselo con su equipo de trabajo para identificar los procesos en donde se debe de mejorar las funciones para que no dependan de su presencia para solucionar las cosas o tomar una decisión.


Finalmente, piense que el trabajo es una extensión de su vida mas no es su vida entera. Su familia y amigos también lo necesitan, lo esperan, lo requieren; no se prive de un momento de placer verdadero al lado de sus seres queridos.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.

Recibe nuestras actualizaciones

bottom of page